¿Les ha pasado que llegan a un punto en su vida en el que quieren empezar todo de cero y se ponen super emocionados o ansiosos por realizar el cambio?

Como: “a partir de tal día seré así”,  y despertarse siendo una persona nueva y mejor, como si esto pudiera pasar solo con el chasquido de los dedos o con un corte de cabello.

Bueno, a mi sí que me pasa.

Cuando James a España a finales de abril, decidí que era el momento de tomarme un descanso de postear en las redes, tipo un detox digital, y dedicarme a ver que podía hacer con el blog para mejorarlo.

Además de dedicar más tiempo para mejorar mi ya bastante desmejorada salud.

Durante las 3 semanas que James estuvo fuera me la pase super emocionada pensando como sería el comeback ideal. Cuadrando cada detalle para que todo fuera perfecto (más perfeccionista imposible) y pensando en las miles de cosas que podría hacer para compartir mejor contenido con ustedes. Me había hecho una agenda de ejercicio más compleja que la de un atleta profesional y HASTA ME TEÑÍ EL PELO DE NEGRO queriendo reinventarme.

Al regresar el Sir, todo se complico.

Yo aún seguía trabajando en mis intestinos, estaba hinchada y body conscious porque había aumentado unas libras de líquido por los medicamentos, y no tenía la energía que en mi mente había planeado que tendría.

Mi FULL time job me estaba absorbiendo todo el tiempo libre y a James el suyo también.

El fin de semana luego de haber llegado, finalmente pudimos hacer fotos para la campaña de Ralph Lauren, que estaba de aniversario y nos retaron a darle un twist a su Polo short clásico.

La verdad estaba nerviosa del resultado de las fotos, porque la verdad sentía que no estaba en mi mejor momento ni anímico ni físico. Mi plan de “come back” no se estaba cumpliendo como yo lo había organizado en mi cabeza y eso me ponía mega ansiosa y triste. Soy de esas personas que no les gusta que les cambien su organización.

Cuando nos entregaron las fotos, para mi sorpresa, no habían quedado tan mal como yo esperaba, la verdad no habían quedado para nada mal y, aún cuando esto suene bastante repetitivo en mis blog post, el Sir me dijo: TE LO DIJE.

BTW: Al Sir LE ENCANTA tener la razón 

A la fecha, aún no he podido hacer ni la mitad de las cosas que había planeado hacer, pero me lo he tomado con calma. Me di cuenta (con ayuda del Sir) que cada día nos podemos reinventar un poco, mejorar un poco. NO necesitamos llegar a ese día X en el que todo mágicamente ocurrirá.

La vida esta llena de demasiados inconvenientes, cosas que se salen de nuestras manos y si dejamos que esto nos robé la calma, vamos a vivir estresados.

A veces nos presionamos tanto por mejorar, cambiar, reinventarnos, que nos olvidamos de ver todo lo bueno que hay en nuestro ser del momento, NUESTRO AHORA.

Quizás este no sea el blog post más interesante que haya escrito, pero es una lección que me tomo tiempo aprender y nuevamente, espero que leyendo esto ustedes puedan aprenderla de mi experiencia y no tengan que vivirlo para aprender.

Sinceramente quiero ser como el POLO SHIRT y todos los clásicos, capaz de reinventarme cada día sin perder JAMÁS mi esencia. 

James’s Look

Suit: Zara

Polo: Polo Ralph Lauren

 

Margo’s Look

Polo: Polo Ralph Lauren

Falda: Montserrat Da Corte

Zapatos: Mint and Rose

2

Artículos Relacionados

1 Comentario

Responder

Esas “Crisis existenciales” (al menos así las llamo yo jaja) nos ayudan sacar lo mejor de nosotros y no caer en una zona de comfort. Me encantó el Post! Mil éxitos en la nueva etapa.

Francella

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *