La migración de personas en una REALIDAD.

No solo en Panamá, sino en todo el mundo, y como la mitad panameña de este blog que soy quería hablar, es casi mi deber hablar de este tema dado los cambios en leyes migratorias que ocurren en mi país.

Confieso que tenia un poco de miedo de alzar mi voz sobre este tema porque es un poco controversial y siempre me han recomendado que la moda no debe relacionarse con política ni problemáticas sociales, “la moda es una realidad alterna alegre y aspiracional”. Pero no estoy de acuerdo con esto, creo que la moda – como todo arte – es una representación de la vida misma.

Apenas vi este kimono me enamore de él.

Los kimonos originalmente vienen de Japón y significan “la cosa que llevas puesta” y ,para sorpresa, son el resultado de la influencia de los embajadores de China en Japón (los primeros influencers) de la ropa china tradicional llamada Han.

Pero el mío no viene de Japón. El mío es el resultado del diseño de una joven gallega en una oficina de España, las manos trabajadoras de una chica en Turquía, India o Portugal. Además, lo complementé con una gargantilla de una diseñadora libanesa. El mundo en un outfit y sin contar el de James que es ingles. La moda, como cada aspecto de nuestra vida se nutre de las diferentes culturas y migraciones.

Yo nunca pensé que sería novia de un español, ni que mi mejor amiga serían una venezolana.

Solo hace 7 años era de las principales defensoras de “Panamá para los panameños” ya que pensaba que las empresas siempre preferían a los extranjeros frente a los nacionales a la hora de contratar personal. Pero “cuando uno escupe para arriba siempre siempre siempre le cae en la cara”

En el 2011 entre en la universidad y conocí a decenas de venezolanos, unos buenos, uno no tan buenos, unos brillantes y otros no (como los panameños que también conocí). Ellos solían conversar entre ellos, como nosotros los panameños también hacíamos, hasta que un día mientras discutimos en clase la historia de la moda en el cine, encontré muchos puntos en común con ella.

Nuestro odio a los inmigrantes es proporcional a nuestras inseguridades y miedo a lo desconocido. Pero ningún mar en calma formó a un buen marinero, ni ningún avance cultural o social ocurrió quedándonos en nuestro status quo.

Cuatro años después, y como resultado de los miles de españoles que vinieron a Panamá buscando oportunidades debido a la crisis en su país, conocí a James.

Mi mejor amiga me enseño ese ímpetu emprendedor que tienen los venezolanos y su fuerte ética laboral, que yo casualmente no tenía por inmadurez.

Y con James crezco cada día. Me empuja a ser más independiente, creativa, a cuestionar más mi entorno y a ser más paciente (aún falta bastante en este tema).

Culpamos a los inmigrantes de la delincuencia e inseguridad en nuestro país, pero no vemos lo positivo que han traído. Recuerden que nadie sabe tan poco como para no compartir sus conocimientos y nadie es tan inteligente como para no aprender algo nuevo.

Nuestro país, al igual que nosotros, se encuentra en un periodo de crecimiento y cambio, como un adolescente rebelde. Es hora de ser comprensivos y mirar todo el panorama.

El queso siempre esta en movimiento, mejor si somos cada uno de nosotros quienes lo mueven.

Espero que cuando yo migre a otro país, quienes me reciban piensen igual a mí sobre esto.

Quiero dedicar este artículo a todos los inmigrantes que con su ejemplo han cambiado mi forma de pensar, especialmente a mis principales representantes de la comunidad española y venezolana de Panamá: James, Rocío, Rosi y Ricardo, nuestro fotógrafo, quien sí tiene la paciencia de un santo.

James’s look:

Saco y jeans: Hackett London.

Camisa: COS

Zapatos: Cole Haan.

Margo’s look:

Kimono: Zara

Cinturón: Lucky Brand.

Gargantilla: Vanina de Hombre Jewerly.

12

You May Also Like

3 comments

Reply

Me ha encantado leer tus palabras sobre los grandes beneficios que traen los inmigrantes a Panamá. Aquí siempre ha llegado gente interesante de otros países, lo bueno es que estás viviendo la última ola migratoria. Ejemplo de otras olas anteriores fueron con la constrcción del canal por los franceses a fines del siglo XlX, norteamericanos y de varios países europeos y antillas con la costrucción del canal a principios del s.XX, con la II guerra mundial, con los conflictos centroamericanos y lo más reciente, lo conoces. Saludos!

Reply

Somos ciudadanos del mundo, nuestras tierras latinoamericanas comparten idiocincracia y similitudes en todas sus latitutedes, la inmigración forma parte de nuestra historia desde epocas de la colonia.
Que bonito mensaje Margo, gracias por tus palabras.

Reply

Bastante bueno el post. Yo igual pensaba de esa forma pero una vez entre a la universidad conoci a muchos amigos/as de diferentes nacionalidades, y como bien dices cada uno tiene algo que aportar y mi forma de pensar cambio. Y pues Panamá desde sus inicios ha sido un país puente en donde llegan personas de todas partes del mundo y eso lo hace interesante y único.
Pienso que soy ciudadano del mundo, y asi debe ser sentirnos orgullosos de donde nacemos, pero sentirnos libres de ir a donde querramos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *