Unos días atrás Facebook, como siempre imprudente, me recordó nuestras primeras fotos de blog en las que James vestía de Burberry y yo de YSL. 

Lo primero que me vino a la mente al verla fue: “ushh que mal posaba (emoji de monito con las manos en la cara)” no es que ahora sea una experta tampoco, pero puedo asegurar que hago las fotos mucho más rápido que en un principio.

Le conte a James que me había salido esta foto y empezamos a recordar mil anécdotas de cómo todo empezó: el día que abrimos la cuenta desde cero, cuando los únicos que nos daban like eran nuestras primas y mis muy fieles amigas que amo con todo el corazón por apoyarnos aún cuando las combinaciones eran malas, discutir por cual foto subir y cual no. En general, recordar cómo empezó.

Dos días después en la tarde nos llega a casa la muestra de dos perfumes de la colección Brit de Burberry, uno para chica y otro para chico y volvió a mi mente la foto de cómo todo inicio, por esa razón estoy aqui contandoles ahora el inicio de todo:

Hace dos años atrás, en mis pueriles 21, solía trabajar en marketing en un centro comercial de lujo.

 Este trabajo me obligaba a ir a eventos de moda toda la semana y a estar al tanto de las tendencias, aunque de por si ya me gustaba mucho la moda.

Luego de pensar bastante de si lo hacia o no, decidí abrir un blog con cero idea en la cabeza de lo que representaba en realidad.

Mi novio que es un santo (St. James de Madrid)  me siguió la corriente. Me acompañaba a elegir la ropa, la cargaba, estaba pendiente de mi en las fotos, me alentaba, en fin, era un asistente personal, stylist y handyman con excelente cabello y no remunerado.

Un día sentada en la mesa de su casa junto a nuestra vieja fotógrafa, ella nos menciona “se imaginan hacer un blog de parejas”.

A James se le prendió enseguida el bombillo y dijo “Hagamoslo, digo que es lo pero que puede pasar si ya de por sí trabajo en el blog”.

Por suerte nuestra antigua fotógrafa nos siguió la corriente y luego empezó lo difícil de verdad: elegir el nombre.

Yo estaba completamente en contra de James&Margo, me parecía que sonaba a marca de ropa gringa pero a falta de mejores opciones abrimos la cuenta con ese nombre en instagram para que no nos lo robarán y dijimos que luego lo cambiaríamos por uno mejor. Dos años después seguimos aquí buscando uno mejor.

Hacer un blog personal no es fácil, requiere mucha constancia, esfuerzo, dinero y voluntad. Uno de pareja es aún peor porque hay que incluir grandes dosis de paciencia a la ecuación. La duda no va a ser si vas o no a discutir, sino cuándo y cuánto. Cada quien tiene su propia visión de cómo quiere las cosas.

Estos casi dos años no han sido fáciles, pero habernos tirados juntos al agua nos ha ayudado muchísimo a crecer como pareja, a conocernos más y ha tenernos más paciencia.

Si estás pensando hacerlo con tu pareja, hazlo y diviértete, pero ten en cuenta que debes respetar su visión, decisión y forma de ser antes todo, porque para que crezca este “bebé” necesita del amor y atención de ambos.

Suerte!!

BTW: Nos inspiramos en los colores de las botellas de los perfumes para vestirnos.

James’s Look

Shirt: Zara

Pants: MNG Altaplaza

Coat & shoes: Purificación García.

Margo’s Look

Shirt & skirt: MNG Altaplaza

Bag: Altaplaza

5

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *